Hoy queremos contarles de dos problemas que nuestros clientes suelen tener con esta aplicación. Muchas veces recibimos llamadas que, palabras mas, palabras menos, tienen el mismo tenor: “Mi computadora funciona perfectamente, pero cuando uso el Excel…”. Pues bien, aquí la descripción y la solución para estas vicisitudes. El primer problema ya lo habíamos tocado en nuestro post anterior pero ahora lo explicaremos con mas detalle.

Problema 1: Cuando voy llenando celdas de Excel, se demora mucho en pasar de una celda a la otra

Esto suele pasar porque el equipo tiene configurada como impresora predeterminada una impresora de red o una impresora que no esta conectada (y que no suele estarlo) al equipo.

En caso no se cuente con una impresora en ese momento para conectarla al equipo, debemos configurar como predeterminada la impresora virtual que el mismo paquete de Office instala en la computadora (Microsoft XPS Document Writter). La misma solución se aplica cuando estamos trabajando en red. No tengamos configurada una impresora de red como predeterminada.

La explicación de esta anomalía es que el Excel comprueba que el formato de cada celda que escribimos sea compatible con los formatos que soporta la impresora. Al tener configurada una impresora de red como predeterminada, lanza la consulta a través de la red a la impresora y espera la respuesta, siempre a través de la red. Esto es lo que genera la demora. La misma lógica ocurre también para el caso en que tengamos una impresora configurada como predeterminada y que no este conectada al equipo en ese momento. El Excel hace la comprobación del formato y no encuentra la impresora.

Problema 2: Cuando intento abrir un archivo de Excel no puedo hacerlo. Le doy doble click y no pasa nada. Tengo que abrir el Excel y desde ahí abrir el archivo.

Suele pasar que los archivos y librerías que operan el Excel se corrompen y empiezan a presentar este y otros comportamientos irregulares.

La solución es abrir Microsoft Excel, ir a la opción Herramientas, Opciones. En la ventana que se abre, dirigirse a la pestaña General. Ahí debemos comprobar que NO este marcada la opción “Ignorar otras aplicaciones”. Después de esto, cerrar Microsoft Excel y hacer click en Inicio, Ejecutar y escribir “Excel /regserver”. Luego de esto, reiniciar el equipo. Con esto, ya podremos abrir los archivos de Excel simplemente haciendo doble click sobre ellos.

Otra opción para solucionar el problema y que causa el mismo efecto es ir a Inicio, Panel de Control, Opciones de Carpeta, Tipos de Archivo. Ahí se debe ubicar la extensión xls. Hacer click y darle en Opciones Avanzadas. En la ventana que se abre, hacer doble click en Abrir. Modificar la línea de texto que aparece de manera que quede de la siguiente manera: “"C:\Archivos de programa\Microsoft Office\OFFICE11\EXCEL.EXE" /e "%1". Luego de esto, quitar el check de la opción Utilizar DDE. Luego d esto reiniciar el equipo y ya se podrán abrir los archivos de Excel simplemente dándole doble click a los archivos.