Varias veces, nuestros clientes nos llaman para contarnos que su Excel, en cualquiera de sus versiones (XP, 2003, 2007 ó 2010) de buenas a primeras se puso lento. A veces, escribiendo en una de las celdas, la maquina se queda pensando y aparece en pantalla ese odioso reloj de arena que los hace perder tanto tiempo.

En muchas ocasiones, el problema suele ser causado porque hemos configurado una impresora de red como la impresora predeterminada de nuestro equipo. Sucede que el Microsoft Excel consulta con la impresora cada vez que se llena una celda o se hace una operación, para ver si el formato que estamos usando es compatible con la impresora. Mientras va y viene la consulta hacia la impresora es que tenemos esa demora en el Excel. Demora que se complica si es que la impresora de red que tenemos como predeterminada no se encuentra operativa o no estamos conectados a esa red en ese momento.

Para superar el problema, bastará con escoger como predeterminada a una impresora que si tengamos conectada a nuestro equipo. Si es que no tenemos ninguna, podemos usar la Microsoft XPS Document Writer que es la impresora que se instala automáticamente cuando instalamos el Microsoft Office en nuestro equipo.